29 may

OJO CON LO QUE TOMAS EN VERANO

OJO CON LO QUE TOMAS EN VERANO

OJO CON LO QUE TOMAS, NO ESTROPEES TUS VACACIONES

Cuando se acerca el verano y tammbién llegan las altas temperaturas y las vacaciones. Es por eso que creemos desde esta Oficina de Farmacia que es el momento idóneo para  repasar algunas conductas alimentarias que nos ayudarán a disfrutar de nuestras vacaciones sin sorpresas desagradables.

EN VACACIONES

Las comidas previas o durante los viajes deben ser ligeras y de fácil digestión. Debe haber un aporte suficiente de líquidos durante el trayecto.

El conductor debe tener en cuenta que las comidas copiosas producen mayor somnolencia y que no debe ingerir bebidas alcohólicas. Recuerde que algunos medicamentos también pueden producir somnolencia; no dude en consultarlo con su farmacéutico. Es recomendable hacer una parada cada 2 horas aproximadamente.

En caso de viajar a países con dudosas condiciones higiénicas o cuando sea advertido por profesionales sanitarios o por la agencia de viajes, deberá tenerse en cuenta lo siguiente:

No beber agua que no esté embotellada. Exigir que las botellas sean abiertas en nuestra presencia. El hielo (de bebidas…) también debe evitarse. Las frutas y verduras crudas son lavadas con agua no embotellada por lo que también pueden transmitir gérmenes patógenos; tome la fruta siempre pelada y las verduras nunca crudas.

No consuma carnes ni pescados poco cocinados ni crudos.

No consuma leche no pasteurizada o no esterilizada previamente. Otros lácteos, como el queso, frescos y no envasados pueden también trasmitir ciertas enfermedades.

Lo más importante para tratar una diarrea es la ingesta de agua; embotellada en estos países, y sueros orales si se tiene acceso a ellos. Un suero casero puede hacerse con un litro de agua embotellada o hervida, el zumo de 2 ó 3 limones, media cucharilla de bicarbonato, media de sal y 2 ó 3 cucharillas de azúcar. También aceleraría la recuperación tomarnos probióticos y/o prebióticos.

CON ALTAS TEMPERATURAS

En verano perdemos más líquido que debemos de recuperar bebiendo. Ojo con las personas mayores y los niños, debemos asegurarnos que beben frecuentemente aunque no tengan sed.

Con las altas temperaturas se favorece el crecimiento y multiplicación de gérmenes patógenos en los alimentos, por eso es momento de extremar las precauciones en la cocina:

A la hora de cocinar extrema la limpieza y la higiene personal.

Si tienes alguna herida en las manos cúbrela con un apósito.

Evita la contaminación cruzada, es decir, separa alimentos crudos de los ya cocinados y de los que no necesitan tratamiento alguno para ser consumidos. Recuerda, por ejemplo, que si usas una tabla para cortar carne cruda no puedes usar esa misma tabla para cortar la lechuga de una ensalada si no la limpias correctamente antes.

Los alimentos que necesiten refrigeración (incluidos los huevos) deben pasar el mínimo tiempo posible fuera de la nevera. Cocina los alimentos a temperaturas adecuadas, evita consumir alimentos poco cocinados. Si tomas pescado crudo o poco cocinado debes congelarlo previamente a -20 ºC durante al menos 24 horas para evitar el anisakis. La legislación española y europea obliga a los establecimientos que sirven estos productos al consumidor final a congelarlos a la temperatura y tiempo antes mencionados.

No utilizar los huevos rasgados o sucios. Puede limpiarse la cáscara de los huevos con agua pero solo justo antes de ser utilizados. Las mayonesas y salsas caseras deben consumirse en el día. Puede añadirse un poco de limón, esa acidez extra disminuye la probabilidad de contaminación.

Desechar las latas de conserva abombadas o las que tengan cámara de aire en la tapa. Por esto último es fundamental al abrir los botes de cristal oír el “pop” indicativo de seguridad, ya que habremos roto el vacío de seguridad.

Feliz verano

 

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código
Volver al Inicio